Todos los pensamiento y experiencias, cuentos de escalada e historias para dormir bien...guardados en este cajón

martes, agosto 28, 2007

CIEN

Más de cien entradas.

Después de la primera trayectoria de este blog...la vida dió muchas vueltas y al final, me quedé sola....ahora la vida sigue su curso.

Pero aquí en mi empeño de hacer un blog distinto, con inquietudes y sentimientos fuera y dentro de la escalada.

Gracias a él he conocido a gente, mucha gente...de todas partes y diferentes. Ni buenos ni malos...sólo gente.

Más de 2.700 usuarios.

Más de 15.000 vistas.

Las principales palabras de acceso, las típicas..chinita blog pedriza, el cajón de chinita y supernenas pedriza... Gracias a todos por estar ahí...por leerme y por comentar.

A partir de ahora este blog cambia de dirección...,

Espero no ser mucha molestia y que sigáis disfrutándolo como hasta ahora.

lunes, agosto 27, 2007

Camino de Santiago ( Etapa VI )

A las 6.00 de la mañana arriba.

Las camas fueron una delici...según mi espalda fueron buenos colchones.

En silencio y sin hacer mucho ruido empezamos el trasiego de idas y venidas, hasta que ya sacamos todos los bultos de la sala.

Cerramos la puerta y terminamos de hacer las alforjas en el descansillo de la escalera.

Dejamos a nuestros amigos de Torino descansando , según ellos, las horas en la que nosotras nos despertábamos estaban hechas para el último sueño.

Sobre las 7.30 de la mañana ya nos habíamos desayunado, y listas para salir fuera...

HorrooooOOoorr!!!!...

Esta lloviendo...evidentemente estaba aún oscuro, así que enganché el frontal en el cuadro de mi "torete" y empezamos la última etapa de nuestro viaje.

Última etapa...eso sonaba raro.

A veces a melancolía otras a brochazos de alegría.

A pesar de la lluvia y del xirimiri la no fué mal del todo y acabamos acostumbrandonos.

A media mañana había despejado completamente, curioso que a pesar de la que caía los peregrinos de a pie seguían su camino sin "importarles" demasiado.

Por el camino pudimos ver a una familia, lo curioso de esto es que el chico llevaba a su bebé que no superaría los dos años de edad, colgado en la parte delantera de su cuerpo.

El niño, miraba sonriente el camino y su sonrisa al igual que su cara eran como el sol de la mañana...me impactó su cabello rubio platino , sus ojos azules y sus coloretes muy muy rojos.

Mientras avanzaban los kilómetros, decidimos retratar los hitos de nuestros "kilómetros" particulares...así qeu aquí quedó eso.

Durante la ruta matinal pude comprobar por comentarios la envidia que despertaban nuestras bicis por parte de los peregrinos de a pié.

También nuestra alegría aumentaba proporcionalmente a la vez que disminuía las distancias kilométricas.

Nos encontramos lugareños paseando por el camino, vaqueros, señoras…curas.

En uno de aquellos kilómetros, pudimos apreciar que había una abuelita caminando lentamente por el camino…era estrecho, así que pasamos con cuidado.

Cuando miré para atrás para ver su cara, tenía el temple serio y la mirada perdida en algún lugar de su pasado.

Lol.V. pasaba justo en ese momento a su lado y dijo:

-Buenos días ¡!!! Venga, ánimo que ya la queda poco para Santiago.

A esto, la cara de la abuela se iluminó y salió una gran sonrisa de su cara. Fue muy buena la ocurrencia, creo que la alegramos el día.

Antes de llegar a la zona industrial donde está ubicado TV Galicia , dejamos las bicis y nos echamos la siesta en un prado junto el camino.

Ahí empezaron a pasar todos los ciclistas que antes habíamos adelantado…

-Estáis fuertes chicas!!! Cómo le dais he???

Serían las cinco de la tarde cuando continuamos.

En el inicio de la cuesta al monte del Gozo mi alegría no pudo contenerse y no pude dejar de cantar, curiosamente una canción muy famosa de las típicas de misa.

Yo tengo un gooooozo en el almaaaa, grande!!!!...Gooooozo en el almaaaaaa, grande!!!! Gooooozo en el almaaaaaa de mi ser, alegría gloria a Dios…!!!!!

Cansadas, pudimos comprobar desde el monumente a J.P II, que Santiago quedaba a tiro de piedra.

Ese día aún le quedaban muchas horas.

El acceso a Santiago un poco lioso, por no decir que nos perdimos y nos metimos directamente al recinto del INMENSO recinto del conjunto de albergues del monte.

Nada más poner la rueda en Santiago, Información turística.

Había que despabilar si queríamos saber cómo hacer el viaje de retorno.

No habíamos previsto nada, pues no tenía claro ni cuando ni dónde acabaríamos.

Según la chica, las opciones eran:

-Enviar las bicis desmontadas por mensajería y volver en tren, bus o avión.

-Volver en tren, aunque estábamos obligadas a comprar billete de coche cama.

-Volver en autobús con las bicis, permitían 4 bicis por trayecto y viaje.

Optamos por la tercera, pero teníamos que ir a la estación de autobuses a ver qué disponibilidad había.

También nos informamos de los albergues, aquí se cobraba. Cuanto más cerca del centro, más barato pero menos plazas.

En la estación nos dijeron que había dos plazas libres para la salida de las 21.30 de ese día…y si no, pues al día siguiente a las 14.30.

Calculando tiempos y sopesando cosas, decidimos salir aquella misma noche.

Nos quedaban dos horas para ir a la catedral, conseguir la compostelana y darnos ese homenaje con ribeiro.

Llegamos a la Plaza del Obradoiro, grandioso??? Si, pero más bien…esperado.

Lo impresionante fue que por una vez en mi vida, había visto Santiago despejado y con sol.

La gente iba y venía por las calles, se mezclaban con peregrinos a pie y en bici.

Gente ofreciendo alojamiento a los peregrinos, turistas…muchos turistas.

Después de visitar la catedral, fuimos a buscar la oficina del peregrino.

Lol subió con la documentación y los carnets, pero al poco volvió a bajar.

-Estoy indignadísima!!!!...cómo es posible que después de los kilómetros que nos hemos chupado y de lo cansadas de estamos tengamos que esperar una cola de dos horas para conseguir un dichoso papel…???? No me explico cómo pueden permitir estas cosas…no me explico…me niego, me niego.

Así que con la indignación, nos fuimos a un bar típico cerca de aquella calle a calmar los ánimos y a brindar por la meta conseguida.

Allí volaron los platos…y las copas de vino ribeiro…pulpo, chirlas…mejillones, mis preferidas.

Ya descansadas y más relajadas…con el estómago lleno, ya uno piensa mejor…decidimos volver a la estación de autobuses.

Llegaba la hora de partir…Madrid, querido Madrid.

Así que por si acaso, nos asomamos por la oficina del peregrino…y curiosamente….no había nadie esperando, la cola había desaparecido.

Así que atamos las bicis y ya tranquilamente subimos a la planta superior a recibir nuestro “titulo oficial”.

En la estación, nos encontramos a otros peregrinos…sus caras, conocidas del viaje.

Nos saludamos, hablamos un rato…y preparamos los bultos.

Ya en el bus, a prepararse para dormir toda la noche…y todo el viaje.

A eso de las 6.00 de la mañana llegamos a la estación su de autobuses y las dos peregrinas se despidieron dándose un fuerte y merecido abrazo.

Me encantó este viaje…a pesar de los inconvenientes del momento y de las circunstancias particulares de cada una.

Me encantó que vinieras, que salieras un poco de lo cotidiano de las rocas y que quisieras compartir conmigo antes de que te fueras por mucho tiempo de esta ciudad a la que tanto quiero.

Las experiencias contigo en este camino tan particular harán que a parte de apreciarte como escaladora de roca , te aprecie como escaladora de puertos…y ante todo , buena compañera y amiga.

Me ha sorprendido tu capacidad de resistencia y de regeneración por cada una de las duras etapas que pasamos juntas, he de confesarte que temía que abandonaras.

Gracias por compartir conmigo estos momentos.

Un abrazo, peregrina y amiga.

Camino de Santiago ( Etapa V )

La mañana apareció de pronto cuando el vaquero azotó su vara en el suelo...

Sin quererlo, nos despertó...serían las 8.00 y llovía.

Desde los sacos, vimos pasar las vacas mientras apurábamos un poco más en el calor de los sacos.

La valiente aquí fué Lol., que decidida se cambió y salió de su saco como si tal cosa.

Después de recoger todo y desayunar lo poco que quedaba de comida, retomamos el camino...vimos pasar a varios ciclistas..

Ninguno de los dos grupos se dieron cuanta de que estábamos ahí...pasaban de largo sin mirar...siempre buscando las señales.

El segundo grupo...heyyyyyy...!!!!!

Pero si son nuestros amigos de Rojales...en fin, buen camino!!!! Nos vemos en Santiago, fué la contestación que les dimos cuando giraron la cabeza mientras buscaban...

En nada estábamos en Samos, seguía lloviendo y ya teníamos el frío metido en los huesos.

Visitamos por fuera el monasterio, su arquitectura...recodaba a los grandes pazos indianos gallegos, precioso.

Desayunamos en un bar frente a la fuente pasado el puente y allí descubrimos que Lol.V estaba empapada...

Su chubasquero de promoción no estaba dando lo que se exigía...pero era festivo, preguntamos por un atienda en el que pudiéramos comprar un chubasquero...

Lol, dijo que podría aguantar...pero yo lo tuve tan claro y me empeñé en esperarnos una hora a que abrieran alguna tienda.

Encontramos uno, pero era un poco bolsa de plástico, pero al menos algo haría...habría que pararse en el siguiente pueblo...a ver si la suerte acompañaba.

Paramos en Sarria, una tienda de montaña abierta...

Por el camino, nos dio tiempo a visitar una exposición de pintura y escultura. Estaba en el claustro de uno de sus monasterios.

Encontró un chubasquero verde la mar de apañado...buen plástico.

Así que seguimos nuestro camino por los pueblos y senderos.

En toda la mañana no dejó de caernos el xirimiri, caladas al final y a lo tonto a lo tonto...llegamos hasta Portomarín.

La cuesta de subida al nuevo pueblo me mató....con frío, mojada, cansada y el sol que no terminaba de calentar me dejó bastante desgastada.

Llegamos a la calle principal y allí nos quedamos en la terraza del bar.

Desplegamos nuestros chubasqueros, nos quitamos las zapatillas, los calcetines...en una esquina escurrimos los calcetines que estaban empapados de agua...nuestros pies estaban arrugados!!

Y ya al fin, salió el sol.

Decidimos darnos un largo descanso en aquel bar tan tranquilo...mientras la dueña jugaba al mus con tres hombres mas, nosotras leíamos un poco la prensa, la guía del viaje y nos tomábamos un café bien caliente.

Cuando decidimos continuar...las zapatillas estaban medianamente secas al igual que los calcetines, qué alegría!!!! No queríamos machacarnos mucho, así que pasados Portomarín empezaríamos a buscar albergue. Tirando tirando y con el ...un poquito más a ver...llegamos sin darnos cuenta a Palas de Rei.

El pueblo , con inmejorables albergues ,además gratuitos.

Todos nuevos y muy bien equipados.

Cuando Lol se metío a uno a preguntar si había hueco para dos ciclistas...giré la cabeza a uno de los ventanales...y sorpresa!!!

El italiano de Acebo!!!

Me hacía señales para que nos quedáramos y con una sonrisa le dije que si.

Así que después de dejar todo bien guardado y tendido, elegimos nuestras literas en una zona donde no había mucha gente en la planta superior.

Las de abajo estaban repletas...tres literas más adelante estaban los italianos. Después de ducharnos, aprovechamos la comida y en vez de salir a cenar, como todo el mundo, nos quedamos en el albergue y tranquilamente hicimos uso de la nueva cocina.

Al rato aparecieron los italianos y allí estuvimos charlando sobre esto y lo otros, cambiando mails y riéndonos un poco de las aventuras que habíamos generado.

A las 22.00 ya estamos en la cama.

Antes habíamos metido las cosas que teníamos tendidas...amenazaba tormenta.

Pasamos una noche secas y dormimos estupendamente.

Sorprendente.

La jornada de hoy había sido dura...mucho sufrir, aunque claro , para algo es el Camino de Santiago...según se dice quí se viene a sufrir...si no más bien sería una gincana.

viernes, agosto 24, 2007

Camino de Santiago ( Etapa IV )

Eran las 5.00 de la mañana cuando empecé a oír entre sueños a los peregrinos.

Pero me dejé envolver por mis sueños hasta que Lol.V me despertó…

-Chinita…son las 6.00, hora de levantarse.

A las 8.00 de la mañana abandonábamos ya Villafranca, tras Fran y su amigo de Rojales.

Pero ellos iban más rápido que nosotras…así que les perdimos la pista.

En Trabadelo, paramos para tomarnos el café…preparándonos psicológicamente para lo que se nos avecinaba….volvimos a encontrarnos a nuestro amigo Fran, pero en Vega de Valcárce, pinché y les dijimos que siguieran….ya les pillaríamos.

Así que ahí le dimos a la mecánica.

Nos ayudó el amigo valenciano, ese que durmió con nosotras en el trastero y que por suerte volvimos a encontrar …o nos encontró él a nosotras??.

Después de aquello, pues qué va a ser???

La Señora Cuesta…!!!!

Menuda es ella…IMPRESIONANTE…muy muy cansadas…en uno de los repechos, directamente tiramos las pobres bicis al arcén y nos tumbamos a comer algo...aquello era el infierno.

Después de comer algo, vimos una furgoneta…algo sospechosa.

Se ofreció a llevarnos las alforjas…y muy amablemente le dijimos que no hacía falta.

Después observamos que había una chica vestida de ciclista en el asiento de copiloto.

En una de las paradas de descanso, observamos mientras ni podíamos ni agarrar la botella de agua, cómo un par de ciclistas italianos subían tan frescos…mientras hacían poses con la bici, volvían a subir y a bajar el repecho para asombro del resto de peregrinos y sobre todo de la nuestra…

-Menuda Lola tiene que ser esa…o tendrá truco la cosa, qué valor…después de lo que ha costado subir, ni por una foto volvía yo a bajarme por ahí…

Pero claro…claro que tenía truco. Llevaban coche de apoyo….

Subidos ya al O Cebreiro, la vista más amplia y serena…como diría un amigo.

Por un lado dejamos atrás la provincia de León...

Y por otro, veíamos más cerca nuestra meta, Santiago.

Llegados al pueblecito de O Cebreiro…precioso, aunque sólo sea para visitarlo alguna vez.

Una palloza preciosa y bien conservada, su iglesia y sobre todo la arquitectura, nos recordaban que ya estábamos en otra provincia.

Según la chica de Información Turística, faltaba un repechito que pasar…aunque este no era nada comparado con lo que ya subimos…el Alto del Poio.

Mecachis!!!!

La mitad del recorrido tuvimos que hacerlo a pie, el camino recién desbrozado, las ramas sueltas…la tierra removida y muy suelta…tierra, piedras…mala combinación si pretendes escalar un puerto.

La bajada fue PRECIOSA!!!!

Me encantó todo el recorrido, el paso por los pueblos…las trialeras sin peregrinos..curiosamente, por las tardes no hay muchos y puedes hacer el recorrido a tus anchas.

Pero este recorrido tenía algo especial.

La vegetación, las bajadas, el clima…no tengo palabras, si…disfruté como una enana.

Llegamos a Triacastela.

Decidimos que buscaríamos algún lugar para dormir …nada de albergue…NO!!!!

Pero en aquel pueblo, había mucho peregrino….y decidimos continuar un poco más.

Lol.V, estaba muy cansada y además tenía las manos lesionadas.

Sin guantes, con el agua y de tanto frenar se le hicieron ampollas en las palmas y andaba un poco dolorida.

Así que le hicimos un apaño con el botiquín que llevaba, qué suerte de hermana que tengo, que está en todo.

Pasamos de ir por San Xil y decidimos desde ahí pillar la variante por Samos, aunque haríamos 5 km más.

Ya con el ánimo más tranquilo y disfrutando de los pueblecitos por los que pasábamos, tuvimos tiempo hasta de degustar en un antiguo molino, unas ciruelas que colgaban maduras de su enorme árbol.

Alucinamos con los pueblos…tan pequeños, alucinamos con la arquitectura, con sus olores tan característicos….he alucinado con este trayecto.

Antes de llegar a Samos…podría ser Real, buscando buscando, junto al camino encontramos una ermita…y un acogedor porche.

Decidimos plantarnos allí a pasar la noche.

Eran las 19.00 h y habíamos hecho más de 60 km aquel día…habíamos subido dos puertos, pinchado…y bajado por unas estupendas trialeras.

Un día duro.

miércoles, agosto 22, 2007

Camino de Santiago ( Etapa III )

Aquella noche la dormimos por partes.

Todo el pueblo se acercaba a la cruz, cerca donde teníamos nuestro vivac a charlar y a ver las estrellas...así que no fué nada tranquila.

A eso de las 3.00 de la mañana para rematar...un grupo de chavales se reunían allí para descojonarse de la risa sus historias del verano...

Hasta que oyeron una voz de mujer que gritaba en medio de la oscuridad...

-Oye, podeís bajar un poco la voz, estamos intentando dormir...Gracias!!!!

La mañana fría...las alforjas protegidas por la funda estaban empapadas de agua, así como las fundas de nuestros sacos.

Desayunamos y volvimos a preparar nuestras bicis...Repasé los frenos, aún quedaba una bajada importante...no vaya a ser...

Bajamos por unos caminos super empinados y llenos de piedras sueltas...no hubo opción, por nuestra seguridad...a pie.

Un trayecto demasiado estresante para las muñecas.

LLegamos a Ponferrada...y andaba mareada.

Era curioso, pero si me bajaba de la bici...no podía andar del mareo...si me subía y pedaleaba, podía seguir, con algo de mareo...pero me mantenía.

Teníamos que hacer unas gestiones aprovechando que pasábamos por una ciudad y las tiendas andaban abiertas...así que mientras Lol.V andaba peleándose y haciendo cola en una tienda de telefonía...yo intentaba reponerme tumbada en un banco.

He de confesar que si en aquel momento viniera alguien a llevarse las bicis, no habría tenido fuerzas para oponerme...si tan quiera de seguirlo...

Después de algunas compras en el super y de tomar un poco de bebida mineralizada (...) parece que la cosa mejoró y subimos la cuesta de la salida de Ponferrada más bien que mal.

Auqnue nadie nos quitó de un despiste y tuvimos que bajarnos la bici de un terraplén en un cruce de caminos...le puede pasar a cualquiera.

Parece que la cosa mejoró a la que pasaban las horas, pero por si acaso, hoy iba a ser un día más tranquilo.

La meta iba a ser Villafranca del Bierzo.

El recorrido era llano...muy llano, muy tranquilo...un poco aburrido comparado con el inicio de la ruta.

Por el camino , pasamos por un sitio curioso en medio del campo...

El taller de un escultor.

Antonio Nogueira, sus obras estaban expuestas en la parcela...curiosas figuras...y una placa inscrita en la entrada, que me encantó.

Llegados a Villafranca del Bierzo, precioso pueblo, decidimos pasar la noche en el albergue del Fénix.

Un sitio recomendado por las guías.

En un principio el sitio tenía su encanto, uno de los primeros refugios que se fundó en una iglesia y que daba servicio a los primeros peregrinos de la historia del camino.

Se ha rehabilitado con fondos privados y de ahí deriva su encanto...nada es igual y la arquitectura es muy rustica y pobre...o sea, remates de chapuzas.

Sólo había derecho a camas y a los baños...no había derecho a cocina ni ningún otro servicio.

Había una cocina a modo de recepción y restaurante en el que cobraban los desayunos.

Hablamos con el encargado, necesitábamos descansar.

Asíq eu el buen hombre nos hospedó en una habitación lo más tranquila...según su criterio.

Cuando entramos, esto serían las 18.00 h, ya había un señor...roncando.

Era un verdadero concierto.....ya me veía por la noche buscando, saco en mano, un rincón donde conciliar el sueño.

Después de ducharnos y lavar la ropa, nos fuimos a visitar el pueblo y a tomarnos unas cañas...no había que conducir.

Lol.V, se fué a hacer un compromiso ineludible y yo volví al albergue a preparar la cena en el infernillo.

Pero subiendo las callejuelas oí el sonido de una gaita...me dejé seducir por tan delicioso sonido y me perdí en sus callejas hasta llegar a lo alto del pueblo.

A los pies de una ermita estaban dos dos chicos tocando...uno con su cajón y el otro con la gaita.

Impresionante e inolvidable momento.

Ya era tarde...Lol, estaría a punto de llegar, así que me fuí para el albergue.

Cuál fué mi sorpresa cuando me encuentro otra vez a los alicantinos...!!!

Cocinando y de charlas descubrimos que eran de Rojales.

El pueblo de un colega, Pepe.

Qué coincidencias tiene esta vida...resulta que jugaron juntos al fútbol cuando eran peques...

Después de cenar y charlar de la vida de esto y de aquello...ellos se fueron al pueblo a cenar y tomarse sus cañas...

Nosotras pretendíamos acostarnos pronto, así que a eso de las 22.00 h, ya estábamos metidas cada una en su saco....

El hombre que roncaba esa tarde, había salido aquella tarde, pero volvió....y seguía dando su concierto.

A los quince minutos de intentar conciliar el sueño entre serenata y serenata...decidí que debía irme de allí, así q eu le comenté a Lol que me marcharía al "trastero" que nos habían sugerido con con otro chaval valenciano que le pasaba lo mismo, pero en su habitación desde su litera de tres plantas.

Ahí estabamos los tres con la esperanza de dormir algo...

Este trastero estaba ubicado entre el jardin y uno de los aseos.

Mientras intentabamos conciliar el sueño fuimos testigos de la técnica de ligoteo y las ganas de dejarse ligar entre dos italianas y tres malageños.

Eso sí...unos con el acento que les carazteriza y con poco idioma en su haber, y las otras que decían a todo que sí.

Lo única frase que podían decir seguido en italiano era...ecco, cuando arrivo a casa...

Después de varias peticiones, amablemente por supuesto, por parte de Lol.V que bajaran la voz, tuvimos que hacer uso de la autoridad.

No nos quedó mas remedio que exigir al encargado que pusiera un poco de orden y para las horas que eran...que apagara las luces en el albergue.

Pensabamos que ya reinaría el silencio....pero...

De pronto, oimos risas en los baños...contiguos a nuestro cuarto, claro.

De las risas surgieron ruidos de cremalleras, gemidos...ruido de ducha...más risas...más gemidos....

Parece que la frase célebre y mediocre de aquel anuncio fué un golpe de suerte para dos de los malageños.

Hasta que mi enorme paciencia se vió desbordada...y no pude más que gritar.

-Bueno...ya está bien!!!! Que queremos dormir cojones...que esto es un albergue , no un bar de copas ni un putiferio...el que quiera f...que se vaya a la pu...calle!!!!

El grito en el cielo parece que funcionó, porque se callaron las risas y el ruido de la ducha.

Al poco vino el guarda intentando tranquilizarme y preguntandome qué pasaba.

-No te preocupes...tranquilizate que ya terminan.

Esa fué su increible respuesta..y nos invitó a dormir en un cuarto en la zona superior, junto a su dormitorio.

Todo fué bien...pude dormir algo...hasta que el buen hombre subió a eso de la una de la mañana....y empezó a roncar.

Decido volver al trastero de la planta de abajo...saco en mano.Sería la una de la mañana...

lunes, agosto 20, 2007

Camino de Santiago ( Etapa II ).

Segundo día de peregrinación.

La mañana se mostraba muy alegre.

Gente, mucha gente por el camino...alegres saludaban al pasar...

-Buenos días!!!!...Buen camino...

A veces, relentizabamos la marcha, hablábamos con unos...con otros...sobre todo con los ciclistas...

Aunque hemos de reconocer que los que relentizaban la marcha eran ellos...nosotras a nuestro ritmo, pero sin pausa.

Paramos a tomarnos el café de la mañana, leer un poco de prensa local...y lo que pudiera pasar por el mundo...y en marcha.

No sábimos qué iba a ser de nosotras hoy, pero visto lo visto ...íbamos a estar acompañadas.

Hoy no llovía, aunque la mañana amaneció encapotado.

Visita obligada al Palacio de Gaudí y la catedral.

Por el camino, charla con unos ciclistas de Alicante...hablamos de todo un poco...hasta que Lol.V coincidió con uno de ellos en temas profesionales y la charla se alargó...

Pasado Murias de Rechivaldo, me empeñé en desviarnos por un pueblo, así que dejamos a los alicantinos seguir su camino...nosotras seguiríamos el nuestro.

Castrillo de Polvazares.

Un encantador pueblecito de arquitectura maragata, declarado Conjunto Artístico, es el pueblo mejor conservado de la Maragatería, sobre todo en lo que se refiere a su arquitectura.

Evidentemente, no pudimos dejar de degustar el cocido maragato (se comienza por la carne y se finaliza en la sopa) ...pero viendo las raciones, sólo pedimos un comensal...para compartir.

Después de visitar el pueblo y de echarnos una siestecita...vuelta al camino.

Nos quedaba un puerto por subir...La Cruz del Ferro.

Lo malo fué la hora a la que lo "escalamos"....menuda cuesta!!!!

Pero después de mucha paciencia, conseguimos llegar hasta arriba, y descansar en su monte de piedras...traidas de quien sabe cuántos lugares...

Ahora, nos quedaba lo peor...la bajada y encontrar algún lugar para pasar la noche...

Según la guía...pocos albergues y sobre todo cçomodos...así que decidimos hacer vivac.

Según decían la noche iba a ser mágica...la noche de las perseidas o lágrimas de San Lorenzo.

Hay....Lorenzo , Lorenzo...

Pasamos por Manjarín...un lugar muy hippie, con un albergue curioso...y un refugio que sería perfecto si no fuera por un detalle.

Había normas de entrada...y de salida!!!!

No estaba permitido salir hasta las 8.00 de la mañana...y por si acaso había candado en la parte exterior...

Mosqueante.

Después de las empinadas cuestas de tierra para bajar...dolor de muñecas y pocos frenos, llegamos a un pueblecito...que a pesar de estar en fiestas, era muy tranquilo.

Acebo.

Buscamos la fuente, buscamos un rincón. Y ahí que nos quedamos. A las afueras del pueblo.

Encontramos a un peregrino curioso, que paseaba a la luz del atardecer...era italiano.

Había salido de la puerta de su casa en su bici, y ahora estaba ahí..en una fuente, conversando con otras peregrinas cicistas en Acebo...sorprendido por cómo denegábamos la invitación a ocupar las plazas aún libres en el albergue.

Aunque , también, envidioso por pasar una velada cenando tallarines a la carbonara y durmiendo , bien acompañado, con las estrellas como techo.

La ruta al final no se nos dío nada mal...aproximadamente 60 km, con puerto incluido.

La noche fué preciosa...llena de estrellas...lluvia de estrellas...las perseidas.

Buenas noches....

Camino de Santiago ( Etapa I)

Viernes por la noche.

Disfruto de mi sobrina, no me que más remedio que hacer de buena tía.

Pillé el tren salía desde Chamartín a las 11.30 de la mañana.

Todo listo, nervios...

Nos encontramos en la estación, preparadas, besos y abrazos de despedida...y al tren!!!

La situación un poco caótica.

El vagón 1, estaba repleto...por lo que seguimos hasta encontrar uno en el que cupieran dos bicis y sus respectivas alforjas.

En medio de la entrada estaba una señora, subí mi bici y tras de mí, me seguía Lol.V.Stainer.

La señora ...ni se inmutó, pero a riesgo de "dañarla" la pedí por favor , que se apartara.

La señora contestó malhumorada que "había sitios reservados para las bicis y que nos fuéramos allí"...contesté que estaban ocupados y que si hacía el favor de hacernos un hueco...pero .

Hasta que también replicó Lol.V con el argumento y malhumorada, la señora ( no le quedaba más remedio) se apartó y se buscó un asiento libre.

Después de un viaje movidito, había que cambiar las bicis de posición, dependiendo de la apertura de las paradas...llegamos a León , nuestro punto de partida a eso de las 16.00h.

Llegados allí, bajaron muchas bicis...pero ninguna para hacer el Camino...según parecía, iban a hacer una ruta por los alrededores de León.

Preguntando, subimos hasta el centro a buscar la credencial.

Llegamos al albergue y previo pago de 4 € por persona, obtuvimos nuestro "carnet" para hacer el Camino.

En el centro, decidimos hacernos una foto...y qué decir del ambiente en la plaza de la catedral.

Peregrinos, turistas, boda...y muchos , muchos voluntarios para fotografiarnos..., en fin, muchas risas.

Empezamos nuestra andadura comprando algo para la cena y carretera y manta.

Nos habían avisado del caos de la salida de la ciudad , de las pocas señales...de lo feo de su polígono industrial...pero en fin, acabamos perdiéndonos.

Después de volver a encontrarnos , de buscar y buscar las señales, encontramos las flechas amarillas...y los carteles de tráfico.

Pasamos por los pueblos, en fiestas...hasta hubo un par de muchachos dispuestos a darnos el "avituallamiento" , iban de boda y se pararon el el arcén a "pasarnos" el cubata....

Seguimos....

Flechas amarillas....flechas amarillas...

De momento, no me gustaba, demasiado frío....todo.

Nuestra idea era hacer el camino por el camino, dentro de lo posible...íbamos en bici, intentar no molestar a los peatones.

Cuando salimos de la carretera...un alivio, fantástico pasar por pueblos...y por eras.

Cuando llegamos a Villar de Mazarife...y primeras lluvias, menos mal que nos paramos y que dejamos los chubasqueros cerca.

Menuda!!!!

Yo no tenía funda para las alforjas, pero me molesté en meter todas las cosas en bolsas de plástico.Así que sin problemas.

Llegamos a Hospital...cansadas, serían las 19.00 h. o así....decidimos buscar un albergue.. la primera noche dormiríamos en cama.

Crucemos los dedos.

Sorprendentemente a lo que me imaginaba, el sitio fantástico.

Los peregrinos, todos geniales.

Me caló la amabilidad de la gente, el charlar sin reparo...respetando si quieres intimidad.

Me recordó a las jornadas de convivencias cuando iba al cole.

Genial...de veras.

Esto me animó aún más.Me esperaba algo parecido...pero no me lo imaginaba así, exactamente.

También decir que el albergue hizo lo suyo, y la gente con los que coincidimos en el cuarto, pude dormir la noche entera del tiron sin los temidos ronquidos...el poder comer en una cocina..poder cocinar sin reparo...compartir.

Pasamos una noche fantástica..tanto que a la mañana siguiente salimos del albergue pasadas las 8.30 de la mañana...muy tarde para unas ciclistas.

El día anterior habíamos recorrido más de 35 km...a ver esta jornada.

Buenos días...Buen camino!!!!

viernes, agosto 17, 2007

Camino de Santiago (Buscando las señales)

Ya estamos de vuelta.

Hemos recorrido mucho camino buscando las señales.

Algunas tentadoras , otras interesantes, otras graciosas...otras ya, las correctas.

Encontramos el buen camino y lo disfrutamos muchísimo.

Ahora , cansadas y exaustas, guardaremos en nuestra memoria los recuerdos de estos seis días.

Dicen que en el camino, todo se cumple.

Sólo puedo decir que después de todo..."Cumpliendose..."

Buen Camino!!!!

A lo largo de la semana, la crónica.