Todos los pensamiento y experiencias, cuentos de escalada e historias para dormir bien...guardados en este cajón

miércoles, agosto 22, 2007

Camino de Santiago ( Etapa III )

Aquella noche la dormimos por partes.

Todo el pueblo se acercaba a la cruz, cerca donde teníamos nuestro vivac a charlar y a ver las estrellas...así que no fué nada tranquila.

A eso de las 3.00 de la mañana para rematar...un grupo de chavales se reunían allí para descojonarse de la risa sus historias del verano...

Hasta que oyeron una voz de mujer que gritaba en medio de la oscuridad...

-Oye, podeís bajar un poco la voz, estamos intentando dormir...Gracias!!!!

La mañana fría...las alforjas protegidas por la funda estaban empapadas de agua, así como las fundas de nuestros sacos.

Desayunamos y volvimos a preparar nuestras bicis...Repasé los frenos, aún quedaba una bajada importante...no vaya a ser...

Bajamos por unos caminos super empinados y llenos de piedras sueltas...no hubo opción, por nuestra seguridad...a pie.

Un trayecto demasiado estresante para las muñecas.

LLegamos a Ponferrada...y andaba mareada.

Era curioso, pero si me bajaba de la bici...no podía andar del mareo...si me subía y pedaleaba, podía seguir, con algo de mareo...pero me mantenía.

Teníamos que hacer unas gestiones aprovechando que pasábamos por una ciudad y las tiendas andaban abiertas...así que mientras Lol.V andaba peleándose y haciendo cola en una tienda de telefonía...yo intentaba reponerme tumbada en un banco.

He de confesar que si en aquel momento viniera alguien a llevarse las bicis, no habría tenido fuerzas para oponerme...si tan quiera de seguirlo...

Después de algunas compras en el super y de tomar un poco de bebida mineralizada (...) parece que la cosa mejoró y subimos la cuesta de la salida de Ponferrada más bien que mal.

Auqnue nadie nos quitó de un despiste y tuvimos que bajarnos la bici de un terraplén en un cruce de caminos...le puede pasar a cualquiera.

Parece que la cosa mejoró a la que pasaban las horas, pero por si acaso, hoy iba a ser un día más tranquilo.

La meta iba a ser Villafranca del Bierzo.

El recorrido era llano...muy llano, muy tranquilo...un poco aburrido comparado con el inicio de la ruta.

Por el camino , pasamos por un sitio curioso en medio del campo...

El taller de un escultor.

Antonio Nogueira, sus obras estaban expuestas en la parcela...curiosas figuras...y una placa inscrita en la entrada, que me encantó.

Llegados a Villafranca del Bierzo, precioso pueblo, decidimos pasar la noche en el albergue del Fénix.

Un sitio recomendado por las guías.

En un principio el sitio tenía su encanto, uno de los primeros refugios que se fundó en una iglesia y que daba servicio a los primeros peregrinos de la historia del camino.

Se ha rehabilitado con fondos privados y de ahí deriva su encanto...nada es igual y la arquitectura es muy rustica y pobre...o sea, remates de chapuzas.

Sólo había derecho a camas y a los baños...no había derecho a cocina ni ningún otro servicio.

Había una cocina a modo de recepción y restaurante en el que cobraban los desayunos.

Hablamos con el encargado, necesitábamos descansar.

Asíq eu el buen hombre nos hospedó en una habitación lo más tranquila...según su criterio.

Cuando entramos, esto serían las 18.00 h, ya había un señor...roncando.

Era un verdadero concierto.....ya me veía por la noche buscando, saco en mano, un rincón donde conciliar el sueño.

Después de ducharnos y lavar la ropa, nos fuimos a visitar el pueblo y a tomarnos unas cañas...no había que conducir.

Lol.V, se fué a hacer un compromiso ineludible y yo volví al albergue a preparar la cena en el infernillo.

Pero subiendo las callejuelas oí el sonido de una gaita...me dejé seducir por tan delicioso sonido y me perdí en sus callejas hasta llegar a lo alto del pueblo.

A los pies de una ermita estaban dos dos chicos tocando...uno con su cajón y el otro con la gaita.

Impresionante e inolvidable momento.

Ya era tarde...Lol, estaría a punto de llegar, así que me fuí para el albergue.

Cuál fué mi sorpresa cuando me encuentro otra vez a los alicantinos...!!!

Cocinando y de charlas descubrimos que eran de Rojales.

El pueblo de un colega, Pepe.

Qué coincidencias tiene esta vida...resulta que jugaron juntos al fútbol cuando eran peques...

Después de cenar y charlar de la vida de esto y de aquello...ellos se fueron al pueblo a cenar y tomarse sus cañas...

Nosotras pretendíamos acostarnos pronto, así que a eso de las 22.00 h, ya estábamos metidas cada una en su saco....

El hombre que roncaba esa tarde, había salido aquella tarde, pero volvió....y seguía dando su concierto.

A los quince minutos de intentar conciliar el sueño entre serenata y serenata...decidí que debía irme de allí, así q eu le comenté a Lol que me marcharía al "trastero" que nos habían sugerido con con otro chaval valenciano que le pasaba lo mismo, pero en su habitación desde su litera de tres plantas.

Ahí estabamos los tres con la esperanza de dormir algo...

Este trastero estaba ubicado entre el jardin y uno de los aseos.

Mientras intentabamos conciliar el sueño fuimos testigos de la técnica de ligoteo y las ganas de dejarse ligar entre dos italianas y tres malageños.

Eso sí...unos con el acento que les carazteriza y con poco idioma en su haber, y las otras que decían a todo que sí.

Lo única frase que podían decir seguido en italiano era...ecco, cuando arrivo a casa...

Después de varias peticiones, amablemente por supuesto, por parte de Lol.V que bajaran la voz, tuvimos que hacer uso de la autoridad.

No nos quedó mas remedio que exigir al encargado que pusiera un poco de orden y para las horas que eran...que apagara las luces en el albergue.

Pensabamos que ya reinaría el silencio....pero...

De pronto, oimos risas en los baños...contiguos a nuestro cuarto, claro.

De las risas surgieron ruidos de cremalleras, gemidos...ruido de ducha...más risas...más gemidos....

Parece que la frase célebre y mediocre de aquel anuncio fué un golpe de suerte para dos de los malageños.

Hasta que mi enorme paciencia se vió desbordada...y no pude más que gritar.

-Bueno...ya está bien!!!! Que queremos dormir cojones...que esto es un albergue , no un bar de copas ni un putiferio...el que quiera f...que se vaya a la pu...calle!!!!

El grito en el cielo parece que funcionó, porque se callaron las risas y el ruido de la ducha.

Al poco vino el guarda intentando tranquilizarme y preguntandome qué pasaba.

-No te preocupes...tranquilizate que ya terminan.

Esa fué su increible respuesta..y nos invitó a dormir en un cuarto en la zona superior, junto a su dormitorio.

Todo fué bien...pude dormir algo...hasta que el buen hombre subió a eso de la una de la mañana....y empezó a roncar.

Decido volver al trastero de la planta de abajo...saco en mano.Sería la una de la mañana...

12 comentarios:

Fer dijo...

No sabía que fuese tan tan difícil descansar tras una etapa. Me da que tuvisteis mala suerte.

Así que al final sacaste carácter, Chinita...

Slds

Vlady dijo...

Que hay ... :)

Muchas veces me ha pasado esto de que resultarme más dificil encontrar un buen sitio para dormir que la misma actividad realizada durante el día.

Ahora nunca salgo sin los tapones en la mochila. Pero tapones de esos que no oyes nada de nada.

Besos!

Chinita dijo...

Buenas Fer.
Pues si...mala suerte.

Lo cierto es que cuando me tocan mi lado x, puedo tener muuuuy mala leche.

Al día siguiente me sentí un poco mal por cortarles el rollo( ya que habían triunfado)...pero estaba tan cansada, que en aquel momento no hacía más que pensar que al día siguiente a las 5 arriba

Chinita dijo...

Hola Vlady!!!

Si, ya...conozco los tapones, pero...
Las veces que me los he puesto he dormido igual de mal que si oyera los ronquidos...no me acostumbro a ellos.

Ya sabes lo que pregunto cuando tengo que dormir con alguien...Oye..Tú roncas????

Lol V. Steiner dijo...

Qué tapones son esos?
Fue una noche de angustia. Y lo más curioso es que a las 6 de la mañana todo el mundo estaba despierto.
Chini, me ha encantado eso de "compromiso ineludible". Voy a hacer una entrada explicándo de qué iba eso...

Chinita dijo...

Tapones de silicona que se adaptan mejor a la forma de tu oido....pero un poco caros...pa que luego se te pierdan en ná...

Pekas dijo...

El camino... y sus "peregrinos"...

jejejeje.... bueno... caminante no hay camino... sino "birras" en el bar... :-))))))))

Un abrazo peregrino... :-)))

Lol V. Steiner dijo...

Pues pocas birras nos metimos, la verdad. Sólo una en Villafranca del Bierzo.
Y el vinito en Santiago, eso si!

cesarob dijo...

Que chicas mas sanas!!!

Fer dijo...

Lol: no adelantes cosas de Santiago, que aún no hemos llegado.
Slds

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.