Todos los pensamiento y experiencias, cuentos de escalada e historias para dormir bien...guardados en este cajón

martes, junio 26, 2007

Domingueros de a pie

Pues de años de organizar, quedar…desquedar, tapear, proponer y posponer….

Al fin… quedé con lo Ex – Ingenor para una “pequeña” excursión al Urbión ( 2.228 m).

Y se animaron también los recientes ex - compañeros, Mace, aunque por cuestiones técnicas sólo asistir dos.

Hay que ver…no hago más que “coleccionar” ex compis.

A lo que íbamos….

Viernes por la tarde, después de dejar atrás el atasco de la N-I dirección Burgos, nos desviamos del camino a Regumiel de la Sierra para hacer una rápida visita a Santo Domingo de Silos.

Qué recuerdos me traen estos valles, el olor de la leña y del buen vino.

Las mismas calles, el mismo color en las casas, la misma soledad…el mismo silencio.

Después directos a Regumiel.

La casa estaba situada al final del pueblo, fantástico.

Inmejorables vistas, casa con todo lujo de detalles, y la dueña, un encanto.

Después de descargar todo, buscamos un bar para integrarnos en el pueblo y llenar el estómago.

Encontramos dos bares, nos decantamos por uno regentado por una señora muy amable que disponía de servicio y conexión telefónica - directa con la panadería del pueblo, todo esto, decir que eran las 11 de la noche.

Después de disfrutar de los chorizos, las ravas y lo mejor de todo, la estupenda cecina, regresamos a descansar.

A la mañana siguiente, a las 11 de la mañana en el parking que da acceso a la Laguna Negra, mucha gente, muchos coches, grupos de niños, mayores y gente muy animada.

Protección solar y reparto de víveres.

Así que ahí estábamos, Mapi, Marta, Edgar, Ibón, Manu, Pedro, Jose y evidentemente la que ahora escribe.

El día promete, hace sol y la temperatura es muy agradable, pero por si acaso mejor llevar abrigo.

Emprendemos la ruta por la senda que da acceso a la Laguna Negra, Desde allí, una plataforma de madera nos descubre la maravilla oculta de este gran valle.

Unas vistas impresionantes y gente escalando…Qué envidia!!!

Seguimos por el largo puente de madera que bordea la laguna y que conduce hacia la cascada.

A la izquierda de ella, el tramo de subida, unos “pocos” metros muy empinados que nos conducen hasta la parte superior de los cortados de la laguna.

Gracias a la “buena mano” de Ibón, Marta subió muy segura por este peligroso paso…recordemos que todos somos domingueros de a pie. A partir de aquí, se convertiría en su fiel caballero.

Desde allí, las vistas invitan a descansar, aunque más bien diría que el que invita es el cansancio.

Cruza perpendicular al camino de subida una GR que nos lleva a la derecha, hacia nuestro destino.

Es difícil perderse, pues el camino está sembrado de hitos y es claro.

Pasando las praderas del collado nos encontramos con la Laguna Larga, y la su derecha bordeándolo, nuestro sendero.

Después del verde y del agua acompañándonos por el camino, ya nos encontramos con el Portillo Arenoso, una concentración de rocas formando un precioso cortado el cual bordearemos en ascensión para descubrir la base de nuestro pico.

Subiendo ya con las últimas fuerzas, descubrimos un precioso puente de roca que nos descubre el valle de Revinuesa y a su izquierda una curiosa cruz.

Cuando llegamos, al fin, al punto geodésico…sorpresa, está invadido!!!

De pronto, empezaron a aparecer por todas partes personas y personas.

La curiosidad, que eran de Guernica, había flotado un autobús, y ahí andaban “paseando” por la zona.

Ante tal meollo, decidimos bajarnos y descansar en la pradera junto al puente de piedra…allí descansamos de lo lindo hasta nos dio tiempo a echarnos un ratito.

Pedro mientras tanto, como un niño con juguetes nuevos…no paraba quieto, ni para comer. Después emprendimos la vuelta, con las energías renovadas, por el mismo camino por el que habíamos subido, por la Laguna Larga.

Para celebrar el éxito de la excursión, pues nadie había sufrido ningún accidente, sólo efectos secundarios del sol y las agujetas….nos fuimos a Regumiel a seguir el periplo.

Nos esperaba unas cervezas, una barbacoa digno del mejor gourmet en la terraza de la casa, con un sol espléndido e inmejorable ambiente.

Debo decir que para ser domingueros, no se nos dio mal, aun por los efectos (agujetas) que tuvieron algunos, así que …creo que como no ha estado nada mal la ascensión, se estudiará hacer otra “excursión” a lo largo de esta temporada.

Al día siguiente, vuelta con visita cultural a la necrópolis de Quintanar de la Sierra y comida en Casa Antón (Lerma).

El restaurante, uno de los más característicos y que sólo sirven cordero, ensalada de lechuga y postres caseros. Decorado con fotos del propietario (Antón, claro) con gente famosilla.

Después paseo, eso sí, corto, pues ya habíamos tenido suficiente el día anterior y la cosa no daba para más.

Visita por la plaza del Palacio Ducal, actualmente Parador Nacional y por el balcón de la Plaza de Santa Clara, desde aquí podemos disfrutar de las preciosas vistas de la vega del Arlanza.

Una curiosidad, en este pueblecito, bajo el mandato del Duque de Lerma, se celebraban las mejores fiestas del reinado de Felipe II.

11 comentarios:

Manu dijo...

La verdad es que visto así, quién necesita revistas como Grandes Espacios.
Oye, y si montamos una empresa que se dedique a organizar eventos??
Desde luego, la BBQ post-Urbión es digna de elogio.
Ibón, bendito Capricho, todavía me resaboreo.
Un abrazo a todos!!

Mll D. dijo...

que guaiiii chini! me encanta la puerta de piedra.
Bienvenida de vuelta y si u tunait!!

Lol V. Steiner dijo...

Jo, qué chulo, qué fotos...
Lo que más envidio es la cena en el bar del pueblo, seguro que estaba pa morirse...

Kepa dijo...

en otoño tengo programada uan salida a Urbión y Cebollera, La verdad es que tengo ganas de conocer esa zona totalmente desconocida para mi. Y esas lagunas...uhmmmm

Besotes

Chinita dijo...

Manu!!!
La verdad es que el sitio es PRECIOSO...y la zona del Duero también.
Deduzco que te gustó la "excursión".
Por lo de la empresa...va a ser que no, me ha costado bastante juntarlos para esto, así que no creo que hiciera negocio.
bsts

Chinita dijo...

Mll.D, tenías que haberte venido, te hubiera encantado!!!

Lol.Lo mejor, de veras la cecina con un chorrito de aceite de oliva acompañado con pan de leña...mmmmm...qué delicia!!!

Chinita dijo...

Hola Kepa:
Imagino que te documentarás...pero si necesitas algo, no dudes en consultarme.
Conozco bastante la zona...aunque mi pecado fué no aprovechar estos "recursos" años atrás.
Ahora sé todo lo que me perdí.
Bsts

Fer dijo...

Urbión, La Cebollera, Vinuesa... He estado varias veces por ahí. Muy buenos recuerdos.
Slds.

José Carlos dijo...

La verdad es que estuvo genial!!
Contad conmigo para repetirlo.
Saludos.

Chinita dijo...

Jose Carlos!!!...pues claro que cuento contigo, se vas a jartar!!!

Anónimo dijo...

Sólo una salvedad, el dueño de "Casa Antón" no es Antón, ésos eran los antiguos propietarios.