Todos los pensamiento y experiencias, cuentos de escalada e historias para dormir bien...guardados en este cajón

jueves, noviembre 30, 2006

Sólo con el tiempo

Con el tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse, y una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender...

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes... y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calorcito del sol quema.

Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... y con cada día uno aprende.

Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que solo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado solo de amistades falsas.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.

Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado.

Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba ya no tiene ningún sentido.Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo...

Siento ser tan poco original, pero no tengo mejores palabras que estas es estos momentos.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

NO HACE FALTA TIEMPO PARA DARSE CUENTA EN QUE FALLA UNA PERSONA... CHINITA... SE SABE POR QUE SI.....
TAL VEZ ESTE EN CADA PERSONA......
TAL VEZ TU NO LO TENGAS O TAL VEZ SI.... DE MOMENTO EN ESTOS DOS DIAS A MI NO ME LO HAS DEMOSTRADO.

MERCHE.

Anónimo dijo...

VAMOS A VER!!!!!
Podemos caminar hasta la esquina y volver, o subir al piso de arriba y bajar. ¿Por qué no podemos entonces viajar al pasado o al futuro y regresar?

Supongamos que preparamos un café con leche: Volcamos el café en la taza, añadimos un poco de leche, azúcar a gusto y revolvemos. Finalmente obtendremos un líquido homogéneo; el café y la leche se mezclarán y el azúcar de disolverá. Sin embargo, si revolvemos es sentido inverso no logaremos volver a separar el café de la leche ni extraer el azúcar. Está claro que si observamos un video de la preparación de un café con leche, nos daremos cuenta en seguida si lo estamos viendo de atrás para adelante o en el sentido correcto: en la naturaleza no ocurre que el café y la leche se separen revolviendo, ni mucho menos que cada uno de los líquidos salte desde la taza a su corespondiente recipiente cuando lo acercamos o que metamos la cuchara en el líquido endulzado y saquemos el azúcar para volver a ponerlo en la azucarera. Está claro que el tiempo transcurre en una dirección y no en la otra!!!

m.a.t.i, pensando y pensando!!!!

Malambruno dijo...

tic, tac, tic, tac:
...
En soledad pregunto,
a soledad pregunto.
Y rasgo mi boca amante de palabras
y me arranco los ojos
henchidos de mentiras y apariencias,
y arrojo lo que el tiempo
deposita en mi alma,
miserias deslumbrantes,
ola que se retira...
...
(Octavio Paz)

Lo esencial es invisible a los ojos
(de el Principito)

Decir que el tiempo todo lo cura es como decir que todo lo traiciona, ¿Sabré sobrevivir sin traicionar?
(Rafael Sanchez Ferlosio)

Que mas decirte, me ha gustado como siempre lo que dices, quizá recomendarte que entre tiempo y tiempo, de ese que tanto te falta y que te ha hecho reflexionar, leas entrelineas el cuento de Momo.

Anónimo dijo...

un cuento:
EL ALPINISTA
Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar los Alpes Inició su travesía, después de años de preparación, pero quería la gloria para él sólo, por lo tanto subió sin sus compañeros.
Empezó a subir y se le fue haciendo tarde, y más tarde, y no se preparó para acampar, sino que decidió seguir subiendo decidido a llegar a la cima.
Pronto obscureció...La noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña, ya no se podía ver absolutamente nada. Todo era negro, cero visibilidad, no había luna y las estrellas estaban cubiertas por las nubes.
Subiendo por un acantilado, a solo 100 metros de la cima, se resbaló y se desplomó por los aires...........caía a una velocidad vertiginosa, solo podía ver veloces manchas oscuras que pasaban y la terrible sensación de ser succionado por la gravedad.
Seguía cayendo......y en esos angustiantes momentos, le pasaron por su mente todos sus gratos y no tan gratos momentos de su vida. El pensaba que iba a morir, mas sin embargo, de repente sintió un tirón muy fuerte que casi lo parte en dos....Si!!........ como todo alpinista experimentado, había clavado estacas de seguridad con candados a una larguísima soga que lo amarraba de la cintura.
En esos momentos de quietud, suspendido por los aires, no le quedó mas que gritar.. AYUDAME, DIOS MIO, AYUDAME DIOS MIO. De repente ............. una voz grave y profunda de los cielos le contestó:

¿QUE QUIERES QUE HAGA?
Sálvame, Dios mío.

¿REALMENTE CREES QUE TE PUEDA SALVAR?
Por supuesto , Tú eres el único.

ENTONCES CORTA LA CUERDA QUE TE SOSTIENE.....

Hubo un momento de silencio y quietud. El hombre se aferró más a la cuerda pues pensó que era lo único que realmente lo libraba de el vacío.

Cuenta el equipo de rescate que al otro día se encontró colgado a un alpinista congelado, muerto, agarrado con fuerza, con las manos a una cuerda..... A UN METRO DEL SUELO.........Y tu... ¿En que cuerda tienes puesta tu confianza?, ¿Por qué no la sueltas?
bstos
mati

Chinita dijo...

VAMOS A VER MATI:
No hace falta que pienses algo...a lo mejor, lo que pasa es que pasamos demasiado tiempo de nuetras vidas pensando y no viviendo que es loq ue se supone que debemos hacer....y tomar muchos cafés y té...sobre todo con buena compañía...como la tuya, y olvidarse...y perder el tiempo.
Como decía mi amigo "Rocinante"...perder el tiempo es ganar una vida

Chinita dijo...

Hola Malambruno
Me gustan tus palabras y lo cierto es que desde todo este tiempo que te llevo conociendo ,siempre tienes las palabras exactas en el momento oportuno...en mandarin, chino, hebreo, latín...además de las lenguas "comunes"...cómo lo haces???
Ya leí Momo y me caló hondo...alguna otra recomendación???(para ocupar aún más mi poco tiempo)

Chinita dijo...

Sobre el cuento del Alpinista:
Me encantan tus "cuentos"
Lo cierto es que me ha hecho reflexionar...y la cuerda a la que estoy agarrada no es la que esperaba para esta vía..tenía mucha fé puesta en ella...pero no sirve.Ansié mucho el momento de subirme y pensaba que este momento era el mejor...sol,brisa fresca, muchas sonrisas a mi alrededor, pensaba que el material de la que disponía era bueno,pero he visto que la cuerda se rozó...poco a poco al estar defectuosa evidentemente, ha ido abriendose cada nudo que compone esta cuerda ...me he visto en el abismo, porque no miraba para abajo...evidentemente...sólo trato de subir...pero ahora que he mirado para abajo...he visto que sólo estoy en la primera chapa.
Esto me ha demostrado que sólo hay que tener fé en uno mismo y ser fiel a mis principios, no fiarme de las apariencias...por lo que esta cuerda, la he soltado.

Anónimo dijo...

el cafe y mis pensamientos:
Una hija se quejaba a su padre acerca de su vida, y cómo las cosas le resultaban tan difíciles. No sabía cómo hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.
Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre el fuego fuerte.
Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una colocó zanahorias, en la otra colocó huevos y en la última colocó granos de café. Las dejó hervir sin decir palabra. La hija esperó pacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre.
A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó sobre un recipiente. Sacó los huevos y los colocó en un plato. Coló el café y lo puso en una taza.
Mirando a su hija le dijo: "Querida hija, ¿qué ves?". "Zanahorias, huevos y café", fue la respuesta.
Le hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Ella lo hizo y notó que estaban blandas.
Luego le pidió que tomara el huevo y lo rompiera. Al sacarle la cáscara, observó que el huevo estaba duro.
Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma.
Humildemente la hija preguntó: "Qué significa esto, padre?"
El le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero que habían reaccionado de manera diferente:
La zanahoria llegó al agua fuerte, dura, pero después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil, fácil de deshacer. El huevo había llegado al agua frágil, Su cáscara fina protegía su interior líquido, pero después de estar en agua hirviendo su interior se había endurecido. Los granos de café, sin embargo, eran únicos. Después de estar en agua hirviendo, habían cambiando el agua.
"¿Cuál eres tú?", le preguntó a su hija. "Cuando la adversidad llega a tu puerta, ¿Cómo respondes? ¿Cómo eres tú?"
¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero que cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil, y pierdes tu fortaleza?
¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable? ¿Poseías un espíritu, pero después de una desgracia te has vuelto duro y rígido? Por fuera te ves igual, pero, ¿eres amargado y áspero, con un espíritu y un corazón endurecido?
¿O eres un grano de café? El café cambia al agua hirviente, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor.
De corazón, te deseo que intentes ser como el grano de café, cuando las cosas no vayan bien y puedas lograr que tu alrededor mejore.
"Recuerda que todo lo que te sucede en la vida es por alguna razón, sólo necesitas descubrir su motivo y aprender de ello."
+bstos
(mati)

Anónimo dijo...

No sé si sirve de algo o realmente viene a cuento de lo aquí se escribe o se entiende entre líneas, pero hace un par de años me llamó la atención lo que dijo en una entrevista el escritor Miguel Delibes, analizando cómo había sido su vida. Más o menos comentó: me he equivocado, me he pasado la vida escribiendo sobre ella, cuando lo que tenía que haber hecho es simplemente haberla vivido más. Tino

isadora_er dijo...

Te miras, te conoces, decides empezar a hablar y de repente: están caminando juntos.

El camino es largo y extenso, majestuoso el paisaje. Los prados verdes, la montaña próxima. Empiezan el ascenso. Ha sido un largo camino. Después de la noche en el refugio llegan a los 4500 y la nieve perpetua empieza a manifestarse. Hay más gente a su alrededor. Todos caminan…

Pasan las horas y el camino se ha estrechado. Ya no caminan uno al lado del otro. A veces guía uno, a veces guía el otro. Uno sostiene y el otro confía y en eso radica la fuerza que les permite seguir andando.

Han pasado horas pero el momento parece leve. Llegan al cruce.

Te miras, te re-conoces, decides empezar a hablar y de repente: se están abrazando.
Ya no seguirán caminando juntos.

Cada uno empieza un nuevo camino. Agradeciendo ante todo y confiando en el instinto, en la fortaleza, en lo que encuentra dentro de sí y en todo lo que ha aprendido con el otro. Tienes la tentación de mirar atrás, quizás dar la vuelta y volver hacia lo conocido pero sigues hacia delante. Ese es tu camino.

No sabes si quien estuvo a tu lado y caminó contigo encontró a alguien más con quien seguir. No sabes si llego a la cumbre o no. Quizás el tampoco lo sabrá nunca de ti.
Pero confías porque conoces y en el recuerdo salta la sonrisa.

Quizás lo importante no es lo largo del camino recorrido sino el haber podido compartirlo. Aún cuando el cruce y ver-se- partir sea triste y cueste. Aún cuando el camino haya sido abrupto y difícil o lleno de luz y suaves aromas. Aún cuando haya llovido y estés mojada. Aún cuando te queme la piel. Lo cierto es que no estarías donde estás si no hubiera sido por todo lo caminado antes.

Quizás lo importante es que el haber compartido caminos cortos y largos, haber caminado sola, haber simplemente soñado en el camino, te ha conducido a este punto. Cada paso dado es una pluma más en tus alas extendidas. Cada mano que te han dado, las buenas y las malas han servido para crearlas.

Un nuevo paso, un nuevo camino, y todavía muchas alas que ayudar a co-crear.

Malambruno dijo...

Malambruno no te aconseja, Malambruno te escucha,
Malambruno te aprecia,
Malambruno te dedica su tiempo, Malambruno no es un tamagochi pero dale tiempo al tiempo,
Malambruno es mi alter ego, Malambruno espera sin esperar nada, da sin recibir, es como si diera de una vez dos veces porque da sin nada a cambio, por eso en lugar de da es un poco "Dada",
en definitiva
Malambruno es Paziente.
Me encanta tu blog,
me encanta que me encante tu blog, me encanto como un encantador de serpientes.
Una canción:
Malambru (no) se fue a la guerra....
Malambru.. se fue a la Paz.

Como dijo el Conde Arnaldos la mañana de San Juan:
Yo no canto mi canción sino a quién conmigo va.
(Yo no canto mi canción sino a conmigo da o mejor "dada")
Se tu misma

Chinita dijo...

Hola a todos
Gracias por esas palabras que no encontraba y esos animos que me faltaron...ya vuelvo renovada y con ganas de emprender otro camino más...con más gente, con vosotros..más de vosotros,...para ascender a esta cumbre.Gracias por estar ahí desinteresadamente...por todos los que sé que me leen y que no escriben, gracias a todos por no faltarme y porque siento que andais a mi lado.
Un abrazo muy fuerte

Anónimo dijo...

"Solo con el tiempo"... y aun asi hay pequeñas espinitas que a uno se le clavan, y resultan casi imposibles de quitar... esa espinita cuando te quieres dar cuenta sa ha convertido en una linda flor, que yo, por lo menos no quiero quitar de mi jardin, porque aunque marchitas, son las huellas de lo que he sido y en el fondo forman parte de lo que soy...

Aprender del pasado para vivir mejor el futuro...

Lol V. Steiner dijo...

No me entero de nada y se me ha olvidado entrar en el gmail, y pa colmo mi pc n actualiza u blog, con lo que hoy, desde otro pc y en francia, he visto que han pasado montones de cosas...
No se de que va, pero besitos afrancesados con sabor a Camembert...

Chinita dijo...

Tranquila ruvia, te he escrito a tu hotmail.bsts